Ir al contenido
Yhdenvertaisuus ja tasa-arvo työelämässä

Igualdad e igualdad de género en la vida laboral

Publicado20.06.2022
En Finlandia, todos los trabajadores deben recibir por ley un trato no discriminatorio. No se puede discriminar a nadie ni en la selección de personal ni en el lugar de trabajo.

La igualdad tiene rango legal

La Constitución de Finlandia prevé el derecho a un trato igual para todas las personas.

La igualdad (yhdenvertaisuus) significa que todas las personas tienen el mismo valor, independientemente de su género, edad, origen étnico, nacionalidad, idioma, religión y convicciones, opinión, discapacidad, estado de salud, orientación sexual o cualquier otro rasgo ligado a su persona.

La igualdad en la vida laboral queda regulada por la Ley de Igualdad y por la Ley de Contratos Laborales. De acuerdo con éstas, los trabajadores deberán recibir un trato igualitario en lo que se refiere a su contratación, sus situaciones y condiciones laborales, su formación personal y su trayectoria profesional.

Igualdad en la contratación

La Ley de Igualdad (yhdenvertaisuuslaki) exige un trato igual para todos los trabajadores. El empleador deberá escoger al solicitante de empleo más cualificado para cada puesto. También deberá poder demostrar que su elección está basada en razones asumibles y relacionadas con un criterio de excelencia y que no ha habido discriminación alguna. No se le podrán pedir al solicitante cualidades que no guarden relación alguna con el desempeño de su función laboral.

Igualdad en el lugar de trabajo

El empleador no podrá discriminar a los trabajadores a la hora de tomar decisiones sobre el reparto de tareas, promoción laboral o despidos.

La discriminación en el trabajo es un delito. Si tiene indicios de ser víctima de discriminación laboral, puede contactar con las autoridades en materia de protección laboral o con su asociación sindical.

En situaciones problemáticas, puede pedir asesoramiento a su encargado de protección laboral o a su enlace sindical.

Igualdad de género (tasa-arvo)

De acuerdo con las leyes finlandesas, los hombres y las mujeres son iguales en derechos. Hombres y mujeres deberán recibir el mismo trato en lo que se refiere a contratación, condiciones de trabajo y salarios. No cabe que, por motivos de embarazo o vejez, una trabajadora sufra una modificación de su situación laboral.

En Finlandia existe la Ley de Igualdad de Género, que le exige al empleador velar por el cumplimento de la igualdad de género y porque nadie sea discriminado en el lugar de trabajo. El defensor de la igualdad de género vela por el cumplimiento de la ley en materia de igualdad de género entre hombres y mujeres. En caso de que tenga sospechas de que su empleador le discrimina por razones de género, puede Vd. dirigirse a su defensor de la igualdad de género para que le asesore y le ayude a resolver el problema.