Ir al contenido
Asumistuki

Ayudas para la vivienda

Publicado17.06.2022
Si tiene pocos ingresos y vive de forma permanente en Finlandia, tal vez tenga derecho a la ayuda para la vivienda de Kela. Puede solicitar ayuda para el alquiler, para la cuota de la comunidad de propietarios o, por ejemplo, para los gastos de agua y calefacción.

Vivir de forma permanente en Finlandia significa que tiene su hogar en el país y que es el lugar en el que se encuentra de forma primordial. Para poder percibir ayuda para la vivienda, también deberá tener derecho a las prestaciones de Kela.

Encontrará más información en el apartado Seguridad Social finlandesa de InfoFinland.

Las ayudas de Kela para la vivienda son:

  • Ayuda general para la vivienda
  • Ayuda para la vivienda para pensionistas
  • Ayuda para la vivienda de la ayuda militar para reclutas y prestadores del servicio social

Por lo general, se puede percibir solamente una ayuda para la vivienda a la vez.

También puede tener derecho a otras prestaciones de Kela. Si todos sus ingresos, sus activos y las ayudas que se le concedan no son suficientes para cubrir sus gastos, puede solicitar a Kela una ayuda asistencial.

Encontrará más información en la sección de InfoFinland Problemas económicos .

La ayuda general para la vivienda de Kela

Las ayudas se pueden facilitar a una persona individual o a una unidad familiar (ruokakunta). Las personas que conviven de forma permanente en la misma vivienda suelen tener la consideración de unidad familiar. Normalmente, la unidad familiar se compone de un matrimonio, una pareja de hecho o una familia. No obstante, también una persona individual puede ser una unidad familiar. La ayuda para la vivienda se concede de forma conjunta a la unidad familiar y como consecuencia de una solicitud concreta.

Tenga en cuenta que, si vive en una misma vivienda, por ejemplo, con un amigo y ambos tienen un solo contrato de alquiler, se considerará que ambos forman un mismo hogar. En cambio, si vive en el mismo domicilio con otra persona pero cada cual tiene su propio contrato de alquiler, deberá especificar en la solicitud si ambos son pareja o no. Deberá hacerlo también si tiene un contrato de realquiler.

Podrán percibir la ayuda general para la vivienda:

  • las familias con niños,
  • los estudiantes,
  • los matrimonios y las parejas registradas,
  • las parejas de hecho,
  • las personas que vivan solas, o
  • quienes vivan en comunidad.

¿Qué tipo de gastos se cubren?

Las ayudas para la vivienda pueden concederse a viviendas permanentes que se encuentren en Finlandia. La ley determinará qué gastos de la vivienda podrán tenerse en cuenta a la hora de calcular las ayudas. Las viviendas podrán ser:

  • de alquiler,
  • en propiedad,
  • con derecho de ocupación, o
  • en copropiedad.

Por ejemplo, puede percibir ayuda para el alquiler o la cuota de la comunidad de vecinos, o para los gastos de agua y calefacción. También se tienen en cuenta parte de los intereses de los préstamos hipotecarios.

Las ayudas para la vivienda se conceden para afrontar gastos derivados de la vivienda que sean razonables. En ciudades grandes se cubren gastos de mayor envergadura que en poblaciones pequeñas.

Kela no cubre la totalidad de los gastos de la vivienda

Parte de los gastos los deberá pagar usted mismo. Para ello se determinará la cuota de responsabilidad básica propia (perusomavastuu). Su cuantía depende:

  • del número de los adultos y menores que componen la unidad familiar, y
  • de los ingresos brutos de la unidad familiar (ingresos antes de impuestos)

En caso de que los ingresos sean muy reducidos, no se considerará la existencia de responsabilidad básica propia alguna.

Cuando se calcula el importe de la ayuda para la vivienda, de sus ingresos del trabajo se descuentan 300 euros al mes. Esa cantidad no tiene efecto sobre el importe de la ayuda para la vivienda. Esto se llama deducción de los ingresos del trabajo (ansiotulovähennys). La deducción de los ingresos del trabajo se hace por separado para cada miembro de la unidad familiar.

Los gastos de vivienda tienen límites superiores, es decir, la cantidad máxima en euros de costos de vivienda que puede servir de base del cálculo de la ayuda para la vivienda. Este importe en euros se llama gasto máximo de vivienda (enimmäisasumismenot). En él influyen:

  • el municipio donde se encuentre la vivienda,
  • la cantidad de adultos y niños de la unidad familiar.

En el caso de que la vivienda sea más cara que lo permitido por la Ley sobre la ayuda general para la vivienda, se incrementará la parte de gastos correspondiente al interesado.

En general, la ayuda para la vivienda es del 80 % de los gastos de vivienda considerados válidos, una vez descontado el copago básico. Si le queda para la vivienda menos dinero que los gastos de vivienda considerados válidos, el importe de la ayuda se calculará conforme a los gastos reales.

Informe a Kela de las posibles circunstancias que se modifiquen

En caso de que sus ingresos, su situación de alojamiento o vivienda, su situación familiar u otro tipo de circunstancias se vean modificados, informe a Kela de forma inmediata. La resolución de Kela explica de forma detallada las circunstancias que deberán ser notificadas.

Solicitud de las ayudas para la vivienda

La ayuda general para la vivienda se solicita a Kela mediante el formulario AT1. Puede solicitar el subsidio para la vivienda a través de internet.

Los documentos que hay que adjuntar son:

  • una copia del contrato de alquiler y la especificación de la cuantía de dicho alquiler (viviendas de alquiler),
  • un justificante de la cuantía de los gastos de comunidad y del crédito hipotecario para la adquisición de vivienda (viviendas en propiedad), y
  • en caso de que se trate de una vivienda en una comunidad, una autorización otorgada por los demás habitantes, es decir, un poder que permita solicitar la ayuda en nombre de todos los demás habitantes de la vivienda.

Envíe su solicitud a la delegación de Kela de su municipio o realícela usted mismo por internet. Kela atiende a los ciudadanos de forma presencial, por teléfono y por correo, así como a través del servicio de atención a través de Internet. Si desea realizar trámites burocráticos personales en una delegación de Kela, deberá llevar consigo un documento acreditativo de su identidad, por ejemplo el pasaporte.